domingo, 14 de mayo de 2017

SOAP

Esta es la historia de dos políticos de Palencia: Julio Villarrubia (PSOE) y Luis Domingo González Núñez (PP) 

Julio, como él mismo dice en Twitter,  es un enemigo activo de la injusticia y la corrupción. Por eso es un destacado miembro del PSOE de la comunidad palentina.  Julio ama la vida. Lo único que añadiría a la vida, si pudiera, es una Susana Díaz. Los Villarrubia tienen mucho poder, pero no son muy buenos con las matemáticas.



Luis Domingo también es un idealista. Por eso defiende la justicia y el orden desde el PP. Desgraciadamente, la justicia y el orden no parecen hacer buenas migas con Luis Domingo. Luis Domingo se ocupa de la delegación de educación de Castilla y León, y desde allí ejerce su poder. Los González Núñez tienen poder, incluso para dominar las matemáticas. 


La hija de Julio -llamémosla Mate (nombre ficticio)- sacó un 2 en el examen de matemáticas de septiembre y su profesora Fátima la suspendió, por lo que no pudo ir a la Uva a matricularse sin ese aprobado.


Julio, su padre,  protestó, y junto con Jesús, el director del IES Jorge Manrique convocaron a la profe Fátima para “ver que se puede hacer”. Fátima dijo que habrá que estudiar más y tener suerte la próxima vez, y junto con sus 8 compañeros de departamento emitieron un informe que mantenía el suspenso.

Entonces Julio -el padre del PSOE- recurrió, y Luis Domingo -el delegado del PP- resolvió que Mate tendría un 5.65 gracias a informes que nadie ha podido ver (ya saben, la ley de protección de datos y todo eso). 

Después Fernando, el Consejero de educación ha dado por finalizada la vía administrativa.





Mientras tanto, Mate, la hija de Julio, que hizo la selectividad condicionada (sea esto lo que sea) gracias a Luis Domingo y su resolución, ha estado yendo a la Universidad de Valladolid para sacarse un grado en dirección y administración de empresas, que como todo el mundo sabe, no tienen nada que ver con las matemáticas. Naturalmente, la familia y los amigos son mucho más importantes que las matemáticas para la dirección y administración de empresas. Sobre todo de las públicas.

Mate ha empezado ya a asimilar y conseguir los objetivos del grado, uno de los cuales dice:

  • "Que los estudiantes sean capaces de pensar y actuar según principios de carácter universal que se basan en el valor de la persona y se dirigen a su pleno desarrollo, adquiriendo una formación en dirección y gestión capaz de afrontar dilemas éticos e impulsar la responsabilidad social."

En el último episodio, La procuradora Belén (de C´s) presento dos preguntas en el parlamento autonómico para que se clarifique la nota de mates de Mate, la hija de Julio. Y todo porque la profesora Fátima ha presentado denuncia ya que está próxima su jubilación, -y ya me da lo mismo todo-.

¿Se han hecho un lío? Todo se aclarará en este episodio de ENREDO.









sábado, 15 de abril de 2017

La grandeza de lo pequeño

Querida Laura,

No tengo la más mínima duda de los sentimientos que albergáis en tu familia. Especialmente tus niños a los que deseo muchas más alegrías que tristezas en el futuro.

Defender a un padre honra a una hija. Y defender la ilusión de los hijos enaltece a una madre. Pero aparte del sentimiento, nuestras acciones deben ser guiadas por la razón. Yo Laura, no tengo la más mínima inquina a tu familia ni os deseo mal alguno. Todo lo contrario. Me gustaría mucho tener una absoluta confianza en vosotros que no dejara resquicio a la duda.

Pero nos cuentas, Laura,  que tu papá en un encomiable ejercicio de alturismo, sigue poniendo dinero cada año sin siquiera ser accionista de la entidad. ¿Te parece esto normal?  Tu padre, que arriesga su patrimonio no sólo no tiene acciones del Hércules, sino que tampoco tiene cargo orgánico alguno en la entidad. ¿Es esto posible? ¿Como pone el dinerillo? ¿Cuánto? ¿Es una donación, o se convierte en deuda del club para con vosotros? Querida Laura, es este modo de proceder el que no favorece la confianza en vosotros. No sois transparentes. No sois de fiar.

Sí, ya se que tu padre tiene otros negocios, que su tiempo es escaso y sus ocupaciones no le permiten ciertas cosas. Pero Laura, ¿No crees que tu padre debería afrontar de frente y por derecho la gestión del equipo que tanto queréis? ¿No crees que debería avalar con su nombre la  presidencia de este club que tanto sentís, poniendo en juego su prestigio personal? Siendo él el primer responsable del club ¿Qué empresario no querría formar parte de una gestión exitosa?

Pero claro, Laura, mientras siga sin formar parte ni aparecer más que como acreedor principal del club, nadie en su sano juicio o con intenciones honradas se atreverá a acercarse a vosotros. Lo habéis dejado claro en el pasado: Vuestra gestión en primera; el caso Sergio Fernández; la llegada de Pitarch; el retorno de Portillo; la aparición de Ramírez camuflado en el papel de colaborador publicitario, etc. Tu papá no está, pero lo mangonea todo. Es la mano que mueve los hilos del club, y que lo mantiene en la UVI. Es como esa madre enferma que daña al hijo para poder cuidarlo. Y no hay visos de que esto cambie. No hay grandeza en esta forma de proceder, Laura. Es una forma de hacer de persona pequeña, que lo hace todo ocultándose.

Nos acusas de dejarle remar solo. Pobre D. Enrique. Me lo estoy imaginando en su pequeño yate en traje de baño y con un remo en la mano. Y solo. Absolutamente solo, remando al viento, pero sin correr detrás de él para mirar siempre al futuro.

Pero ya no está solo. El alcalde le acompaña en el sentimiento. Bienvenido Alcalde a la famiglia Ortiz. Esa es la grandeza de una famiglia como la vuestra, y de un Alcalde como el que hay. La enorme grandeza de lo pequeño.






La grandeza de un sentimiento

Este artículo fue escrito por Laura Ortiz, hija de Enrique Ortiz Selfa y pareja sentimental de Javier Portillo, y ha sido publicado en el diario INFORMACIÓN de Alicante esta misma semana

La grandeza de un sentimiento

14.04.2017 | 08:49

La grandeza de un sentimiento

El calendario señalaba el año 99 cuando por primera vez se pronunció la palabra Hércules en mi casa. Por aquel entonces yo era tan solo una niña y no sabía muy bien si se referían al afamado héroe de la mitología griega o al club de fútbol del que alguna vez había oído hablar de pasada.

Fue cuando pisé el Rico Pérez por primera vez cuando comprendí lo que significaba aquella palabra, un sentimiento, aunque ni por asomo imaginé que ese nombre marcaría nuestras vidas, y la mía en particular, con la fuerza de un ciclón.

El tiempo pasa tan deprisa que a veces asusta, y casi sin darme cuenta ya han pasado dieciocho años de aquel entonces, dieciocho años que han dado cabida a muchas alegrías pero en los que también se han derramado muchas lágrimas, dieciocho años mágicos que me han enseñado la grandeza de este sentimiento.

Es por ello que no entiendo que algunos duden de que somos herculanos de verdad, de esos que sienten con el corazón, de esos que se alegran de los triunfos y lloran con las derrotas.

A aquellos que dudáis, o que pensáis que el señor Ortiz y sus allegados son los únicos culpables de la caótica situación en la que nos encontramos, ¿os habéis llegado a preguntar por qué son los únicos? Ciertamente son los únicos, pero porque llevan dieciocho años remando solos con un mar de fondo que a veces amenaza con volcar la embarcación, pero ellos siguen remando. ¿Cuántas oportunidades han existido a lo largo de todos estos años para que la sociedad y el empresariado alicantino se implicara subiéndose a esta embarcación para hacerla llegar a buen puerto?

«El del purito», a los que algunos llaman caradura por ser el único tonto en lanzar un salvavidas a esa embarcación que, antes de tripularla hace más de 18 años, ya iba a la deriva arrastrando una deuda de 10 millones de euros y al borde de su hundimiento.

«El del purito», persona que siente y padece, ríe y llora, acierta y también yerra, y según muchos, el único culpable de esta situación, solo y exclusivamente él, porque no ha habido nadie más dispuesto a arriesgar parte de su patrimonio en algo que además de no reportarle beneficio económico alguno (sino todo lo contrario) ha servido como excusa para que muchos le griten, insulten y critiquen.

No soy experta en análisis de gestión deportiva, a diferencia de muchos autores de las columnas de opinión que leo a diario, pero lo que sí sé es que el señor Ortiz ha aportado muchos millones de euros al club y que se ha equivocado miles de veces, y que su gestión ha sido nefasta en muchas ocasiones. También sé que cuando estos errores de gestión ocurren, él es el mayor perjudicado.

No pido el aplauso de todos vosotros pero por lo menos sí el respeto.

¿Entonces, por qué? ¿Por qué sigue en el Hércules «erre que erre»?. Ni yo misma a veces lo entiendo, porque las cosas del corazón no entienden de razón.

Pero no os culpo de que en este mundo en el que parece primar el dinero, el poder y la ambición no pueda entenderse que este señor esté en el Hércules a cambio de nada.

Este señor sigue al pie del cañón por varios motivos:

Sigue porque es alicantino, porque ama sus colores y porque quiere que su equipo esté donde tiene que estar, y no digo en Segunda, él es ganador y lo quiere en Primera.

Sigue porque no está dispuesto a que este club caiga en manos ajenas al herculanismo, que no sepa lo que significa este escudo, su gente y su afición. Ojalá fueran muchos los alicantinos dispuestos a ayudar al club de todos.

Sigue por sus nietos, que dijeron «Heke» antes que papá, porque duermen con la camiseta puesta, porque se les ilumina el rostro cuando ven su escudo y porque celebran sus goles como si hubieran ganado la Champions.

Sigue por su gente, por su afición, por el futbol de su tierra.

No sé qué clase de mente puede pensar que este señor comete errores a consciencia para luego tener que meter otra vez dinero en este pozo sin fondo.

No sé qué clase de mente puede pensar que este caradura hace intencionadamente equipos incapaces de ascender para que al año siguiente en vez de tener un club que subsista por sí solo tenga que volver a meter dinero otra vez.

Porque no sé si serán conocedores de que el Hércules necesita grandes aportaciones anuales para su subsistencia, y que las sigue realizando este señor, sin tener ni una sola acción y además siendo criticado.

Dice un proverbio ruso que «mirar al pasado es correr tras el viento», miremos hoy al presente para poder hablar de un futuro exitoso, un presente en el que el Hércules vive una de las situaciones más dramáticas de su existencia, pero miremos juntos, unidos, no por un acto de gracia, sino porque es lo que el Hércules necesita.

Sigamos el ejemplo del señor Echávarri, al que como herculana tengo mucho que agradecer, porque tiene mucha culpa de que hoy estemos vivos. Tengo que agradecerle que haya puesto cordura ante esta situación, explicando con sus actos a todos los alicantinos que este club es propiedad de la ciudad de Alicante, que sin ser el señor Ortiz santo de su devoción, se ha enfundado la camiseta blanquiazul para defender a capa y espada sus colores.

Gracias por entender un sentimiento, porque es un honor tener un alcalde que tenga el corazón teñido de blanco y azul.

Porque todos, lo queramos o no, somos una familia. Porque por las venas nos corre la misma sangre, y también, para pesar de muchos, por las del señor Ortiz, que me enseñó desde niña a amar mis colores. ¡Macho Hércules! Hoy y siempre.

viernes, 25 de noviembre de 2016

De Parlamentos, de Presidentas,  de burros, y de como apearse.


Me quejo y me quejo de la valía de los políticos que nos malgobiernan desde Madrid. No saben hablar, cuesta entenderles si es que dicen algo que valga la pena, y no se atreven más que a leer papeles. Cuando improvisan, la suelen liar.

Pero si los comparo con los diputadillos y gobernadorcillos autonómicos, hay que reconocer que los  nacionales parecen la reencarnación de Aristóteles y Platón redivivos.

No es el primer caso de absoluta y ridícula estupidez de los parlamentarios autonómicos. Blanca Martín es la criatura que no sabe que la abstención no se cuenta. A repetir la votación 3 veces porque el NO, empata con la abstención. Seguro que cobra un buen sueldo la señora.

Lo peor de todo no es equivocarse -que ya hay que ser tonto para equivocarse así. Lo peor es el aire de perdonavidas que se gasta la tía cuando se lo dicen, y suelta la frase delatora: La interpretación del reglamento la hace esta presidencia... El burro es mío y me apeo por las orejas. Chufla, chufla, que como no te apartes tú...


Tiempo atrás se dió el caso de Isabel Teruel, parlamentaria de Aragón. Sí señor. Con dos pares de bemoles. Otro sueldazo para una diputadilla de otro parlametito.

¿Sobran políticos?
Hay 17 Parlamentitos de estos en España.
¿Es qué no está bastante claro todavía?

A ver cuál es la próxima.

sábado, 27 de agosto de 2016

Londonistan

Ésta ha sido mi semana islámica. No. No me he asido a la chilaba, como canturreaba Javier Krahe en "el cromosoma". Tampoco me he terminado el libro de Melanie Phillips, aunque debería.

El miércoles me tocó coger el avión a Londres. Llegada en Heathrow T5 y al tren. Bajar en Paddington y caminar un poquito por Praed St. hasta Edgware Road, 10 minutitos de paseo -poco más de un kilómetro-  y al hotel.

Fue torcer por Edgware Rd. y entrar en un mundo diferente. Todas las señoras, o iban con niqab, o eran turistas. Los negocios se anunciaban en árabe e inglés como segunda lengua. Bares, restaurantes,    bancos... Gente en la calle en grupos y hombres con gorrito en bares.

Arrastrando la maleta pasé por la puerta de un Kebab dónde cenaba una pareja. Los ingleses, ya se sabe, cenan muy pronto. El amo bien vestido y tocado con el gorro típico de la zona se recostaba en la silla. Enfrente, su esposa hacía equilibrios para llevar el tenedor por debajo del niqab hasta su boca con su mano derecha, mientras con la izquierda sujetaba su velo de forma que no deje al descubierto parte alguna. Eso sería muy vergonzante. Para evitar llenar de salsa o comida el tejido, agachaba la cabeza haciendo un escorzo hacia la mano que sujetaba el alimento. No lo podía ver, pues le tapaban la tela y el brazo con el que sostenía en vilo el velo, de manera que introducía a tientas la comida en su boca. Yo diría que el 20% del alimento acabó en el suelo o en el vestido.



Pocas cosas hay más indigentes que observar el humillante esfuerzo de las damas islámicas en su negro niqab haciendo equilibrios para comer a ciegas, en pequeños bocados para que no se les caiga, mientras su amo y señor muestra su benevolencia haciendo tiempo. Él término su plato hace mucho rato, libre de manos, de velos, y de voluntades.

Uno debe refrenar las ganas de asaltar a la pareja y arrancar ese velo símbolo de sumisión al hombre. Y decirle a la señora que haga el favor de comer como dios manda, mientras se le dan dos hostias al zanguango que sostiene y humilla a su pareja de esta forma abominable.

No. Dios no tiene nada que ver aquí. Lo del niqab, lo del hijab, lo del velo y lo del burkini no tienen nada que ver con dios. Tienen que ver con sus santos cojones y su necesidad de demostrar que ellos son los que mandan. Y que van a mandar aquí en cuanto que les dejemos. Y que sus mujeres les importan una higa, así que los infieles ni te cuento. Y que están dispuestos a todo.

Y nosotros lo permitimos. Somos así de enrollados y de modernos.


Y de feministas.

domingo, 14 de julio de 2013

@JavierTeVas?

Como todos los meses de Julio tenemos a nuestro Hércules puesto en almoneda. Sabe Dios lo harto que estoy de Ortiz & family, pero esta vez, hasta yo dudo de que esté involucrado también en ésto.

bwin, una honradísima casa de apuestas ha decidido que el partido entre el Rácing de Santander, que se jugaba la permanencia en segunda división y probablemente su futuro como club de fútbol, y el Hércules de Alicante, que no se jugaba nada porque ya había conseguido la permanencia 15 días antes, ha estado amañado porque el Racing ganó ese partido por 3-0.

Y esto lo demuestran matemáticamente mediante el flujo de apuestas on-line. Un ex-empleado de Dimitri Píterman, un tal @JavierTebas ( #TebasDimision ), dijo en @puntopelota que "las apuestas crecieron mucho dando al Hércules como ganador al final de la primera parte. Por cierto, que el partido acabó 3-0.

Esto de pagar apuestas no le gusta mucho a bwin, la honradísima casa de apuestas, a la que le han salido un par de desinteresados colaboradores en Ligas y UEFAS, para denunciar a esos malvados que hacen perder dinero a bwin, honradídisma casa de apuestas, por si no lo he dicho antes.

Por cierto que @JavierTebas seguro que no recibe dinero de bwin, ni de las casas de apuestas, ni la UEFA ni nadie que trabaje allí. ("trabaje" es un modo de decir). Al fin y al cabo, el negocio de bwin, honradísima casa de apuestas, es totalmente ético y nadie puede pensar que haya sobornado a nadie de la LFP ni de la UEFA.

Es curioso que cuando el Real Madrid pierde con el Alcorcón, bwin -esa honradísima casa de apuestas- no denuncie nada.

El caso es que yo no creo que los equipos, o los jugadores hayan estafado a bwin. Los que estafan a bwin, si es que fuera cierto lo que denuncian, son los avispados apostadores que le ganan las apuestas con información privilegiada.

Y el caso, es que esta investigación es facilísima: bwin,  la honradísima casa de apuestas, denuncia a los apostantes que le han "estafado", y éstos malvados estafadores son investigados por un juez para conocer como es que sabían ellos que el partido terminaría la primera parte con ventaja del Hércules por 0-1 (Oh, wait!!!) y al final del partido ganaba el Racing. Sencillo ¿No?

Pues no. Los malos son el Racing y el Hércules. No los apostantes que le ganan las apuestas a bwin.
bwin es, por si no lo he dicho claramente, una honradísima casa de apuestas.

P.S. Si alguien encuentra el famoso informe UEFA, se agradecería el enlace.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Apple iMac iPhone

Sí. Lo reconozco, tengo un iMac.

Es muy chulo, y tiene una pantalla muy grande.
Cada gadget vale un dineral, y de tanto en tanto añado algo nuevo para disfrutarlo.

Lo último ha sido bajarme el Mountain Lion (pagando, eh!, pagando). Un sistema operativo que hace falta para poder sincronizar las cosas entre varios gadgets entre sí, y la i-nube.

Pero como pasa con Microsoft y su Windows, las cosas no son terminadas a tiempo y contienen errores cuando las ponen a la venta. Nada grave, todo se soluciona con las actualizaciones gratuítas que te bajas desde apple store.

Pero esta vez algo ha ido mal.
He bajado el parche de Mountain Lion, y se ha descuajeringado todo. La pantalla se ha transformado en un moisaico de cubos indescifrables, y así se ha quedado.

Tras intentar solucionar el problema con los discos originales sin consiguirlo, abro un viejo PC para ver si puedo conectar con Apple en su web, a ver si hay un teléfono o si hay un e-mail.

Llego hasta una página donde tengo que introducir el código del producto, y al hacerlo, el sistema me dice que es erroneo y no me deja seguir. Por otro lado, me dan un telefono 902 para llamar a Apple, pero como estoy fuera de España no puedo llamar.

Haciendo un poco de trampa en el sistema les envio un email via web. Dicen que me contestarán y me dan un numero de incidencia o algo así. Seguro que me contestan la semana que viene, porque hoy....

Total que agarro el iMac este tan chulo, y me acerco al servicio técnico más cercano. Y aquí me dan la agradable noticia: como tengo garantía, si el problema es hardware me lo solucionarán for free, pero si es de software, la reinstalación de todo me costará 91 eurazos. Lo he escrito bien. noventa y un euros. 91 euros.

Y no se hacen responsables de las pérdidas de información que se pudieran originar durante la "reparación".
(posible adios a las fotos de la familia).

Y todo gracias a la actualización de Mountain Lion.
Los de Apple la cagan, y quieren desplumarme.

Muchas gracias Apple.


Autorizo a todo el mundo ha hacer copia de esta carta y difundirla donde quieran bajo cualquier medio en papel, digital, o simplemente comentándolo por ahí.